Ser parte de la maquinaria invisible.

Durante más de 7 años trabaje en RMX siendo parte de esa maquinaria invisible a la que le llamamos WEB, durante ese período, me di cuenta de lo que conlleva ser parte de una propuesta radiofónica que no solo se esforzaba por tener información verosímil, actual y bien desarrollada de temas en el ámbito musical, sino también, lo que realmente cosechaban de fondo, comunicar para hacer consciente al auditorio y entender de manera honesta  nuestro entorno político social y crear el pensamiento de poder ser críticos ante las situaciones que vivimos día con día.

 

Cuando salimos de casa para ir a trabajar, trasladarnos en nuestros vehículos o estar escuchando en el transporte público a voces que solo hablan basura y dicen cosas “correctamente politicas” por que pueden ser despedidos de sus pseudo trabajos de locutores ( caso del 90% de las otras estaciones en Guadalajara) sino tirar netas y hacer empatía con esa crítica, porque como auditorio eso es lo mínimo que nos merecemos, RMX ha representado desde el día uno en el que inició su transmisión ir contra esa corriente y  tener un ADN ecléctico hacia la unión de todos nosotros que hacemos empatía con esos ideales, con esa forma de comunicar que al principio para algunos sonó demasiado fuerte o brutalmente honesta, pues si, pero que al final del día por lo menos a mí me hace descansar.

 

Por qué me voy a dormir tranquilo sabiendo que existimos todos los que convergemos y hacemos sinergia en un deseo de querer cambiar el entorno en el que vivos para bien de nuestros vecinos, de nuestros amigos de todos nosotros que sentimos y somos conscientes de las decisiones que tomamos día con día, porque entendamos algo, en el momento que el micrófono se prende:

 

“Se necesitan muchos huevos para  intervenir de manera pública y comunicar de forma honesta sin dejar de lado la empatía, poder integrar pensamientos que llevan a la reflexión, a  ejercicios de crear modelos apocalípticos pero no hacia la vida sino a la ignorancia y pereza mental que sufrimos en nuestro país.”

 

Jorge Mortoleta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *